Con una inversión de 12.700 millones entró en funcionamiento la obra del Circuito Ecoturístico por los pueblos palafitos de la Ciénaga Grande de Santa Marta, que permitirá ahora el desarrollo turístico de este complejo lagunar.

La infraestructura que se encuentra ubicada en el corregimiento de Isla del Rosario, en Puebloviejo (Magdalena), incluye un parador turístico y un punto de embarque y desembarque en el palafito de Nueva Venecia, municipio Sitionuevo, lo que abre la puerta a que los cientos de turistas que pasan por la Troncal del Caribe, que comunica al interior del país con la costa,  se detenga a conocer los encantos de esta reserva natural.

Además de portería para el control de acceso vehicular, parqueadero para 16 automóviles, recepción, restaurante en 2 plantas y con capacidad para 80 personas, plazoleta de artesanías con 8 locales comerciales, zona de eventos que alberga 100 personas y faro mirador de 12 metros de altura. Las plataformas flotantes de Puebloviejo y Nueva Venecia tienen un área de 130 metros cuadrados cada una.

“La apuesta es impulsar el potencial turístico de la Ciénaga Grande de Santa Marta, proporcionando a los visitantes y a los locales la infraestructura mínima necesaria para el disfrute de las actividades ecoturísticas que allí se pueden desarrollar. Una de ellas es el avistamiento de aves”, explicó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, quien estuvo en el sitio el viernes pasado entregando la obra.

La viceministra (e) de Turismo, Karol Fajardo Mariño, aseguró que “el proyecto usa energía renovable, limpia, eficiente y de bajo costo operacional, gracias a su óptima localización geográfica, a través de la captación de energía solar con paneles cristalizados. De esta manera, estamos desarrollando estrategias sostenibles en las regiones”.