La particularidad de Colombia es la vastedad de su naturaleza y los microclimas que posee, desde el calor más agobiante en las ciudades hasta la frescura de los bosques y sierras; por lo que el ecoturismo se postula como una de las actividades que está en constante crecimiento.

¿Cuáles son las paradas obligatorias para realizar ecoturismo?

Minca: es un pueblo ubicado al pie de las sierras de Santa Marta y es uno de los paraísos naturales más recorridos del país.

Ofrece a los turistas una gran variedad de actividades para disfrutar de la naturaleza como el avistamiento de aves autóctonas y exóticas; a solo 9 kilómetros de allí se encuentra el Santuario de las aves en la Reserva Natural El Dorado.

Además puedes recorrer las fincas cafeteras, como La Victoria, o disfrutar del agua fresca de las cascadas Marinka y Pozo Azul.

Parque Tyrona está, también, ubicado en las sierras de Santa Marta.

Su magnitud está acompañada de cascadas y ríos lo que eleva al ecoturismo a su máximo nivel, ya que allí también se realizan actividades como caminatas por la selva tropical y disfrutar de las playas, lagunas, la abundante vegetación y la formación de coralinas.

El punto preferido para los turistas es Playa Cristal o Playa de los Muertos, denominada de esta manera debido a la tradición del pueblo tyrona de enterrar ahí a sus muertos, donde al agua es más fresca y presenta un tono azul deslumbrante.

Cueva de los guácharos

Parque Nacional Natural Cueva de los Guácharos es una de las tantas áreas protegidas y es el primer parque natural creado en Colombia debido a la enorme cantidad de especies de la flora y fauna en peligro de extinción.

Su nombre de debe a las aves llamadas guácharos, que son especies que descansan durante el día y por la noche, recorren la selva en busca de alimentos; este método se asemeja al de los murciélagos.

No solo se pueden encontrar todo tipo de aves, sino también, monos, roedores, venados, osos, zorros, tigres y pumas.

Cuenta con zonas específicas dedicadas al acampe.

Caño Cristales: ubicado en La Macarena, según los lugareños es el río más hermoso del mundo sobre el que cayó un trozo del paraíso.

Su pelculiaridad se debe a las formaciones rocosas que bordean el río además de los cinco colores (amarillo, azul, verde, rojo y negro) que posee el agua.

La atracción principal además del río en sí mismo, es una parte de él denominada “El Tapete” donde el caudal se amplía y gracias a la Macarenia Clavigera su apariencia se torna de un color rojo intenso.

Otra de las atracciones es la Vía Láctea, un espacio específico de La Macarena donde la claridad de la noche y el cielo te regala un espectáculo lumínico increíble debido a la nula población y contaminación del lugar.

¿Qué esperas para visitar estos fantásticos lugares?