Bogotá es la capital y una de las ciudades más grandes de Colombia.

La combinación de naturaleza, historia y modernidad la dotan de una rica y muy diversa cultura.

Bogotá es de esas ciudades que cuenta con una gran variedad de planes y actividades para todos los gustos; sobre todo aquellos que fomentan el encuentro con la naturaleza.

Sitios aptos para el ecoturismo

Las alternativas ideales para realizar ecoturismo son los Cerros Orientales, bellísimos cordones montañosos que rodean la ciudad y que resulta un gran tesoro en lo que respecta a la flora y fauna en el oriente colombiano.  

Durante el recorrido encontrarás miradores que te ayudan a apreciar  la naturaleza en su plenitud atravesados por senderos llenos de vegetación y vida; este trayecto solo se puede hacer de la mano de un guía.

En las zonas más densas de los cerros donde la presencia de matorrales naturales alberga una gran cantidad de aves, le permite al turista el avistaje y fotografía de las mismas; además de la presencia de reptiles, anfibios y muy rara vez se puede observar algún ejemplar del murciélago migratorio de Norteamérica Lasiurus borealis.

Otro de los puntos más visitados en la capital colombiana son los humedales.

Para tener una experiencia enriquecedora en las caminatas por los humedales, el grupo Conexión Naturaleza realiza recorridos denominados pedagógicos, ya que no solo se dedica a la observación de la flora y fauna de estos ecosistemas, sino también, generar conciencia sobre la importancia de los humedales en Bogotá.

La Laguna Cacique Guatavita, es otro de los sitios aptos para el ecoturismo; se trata de una laguna sagrada de la cultura precolombina chibcha, en la cual se llevaba a cabo el rito de El Dorado en el que se establecía un nuevo cacique.

Este lugar atrae la visita de curiosos que quieren conocer la antigua leyenda de la presencia de oro en sus profundidades.

Muchos eligen este sitio, sobre todo, para el turismo contemplativo y alejarse del caos urbano, en contacto meditativo con la naturaleza.

Parque Arqueológico y Ecoturismo Boquemonte, este eco parque está ubicado al norte de Bogotá, separados por una hora de viaje; y su vegetación está constituida por páramos, humedales y bosques de niebla.

El recorrido avanza a través de un sendero ecológico que se completa tras dos horas de caminata, allí te puedes encontrar con una pequeña construcción que guarda restos de niños indígenas muiscas que datan de unos 3.600 años.

El parque Boquemonte constituye una especie de pulmón o respiradero para la ciudad de Bogotá, y por lo tanto, es importante preservar ese ecosistema de los daños que pueda provocar el paso del hombre.